image
  • Nov
  • 08
  • 2018

La UE está tomando medidas para reducir la contaminación plástica al establecer nuevas restricciones para los productos plásticos de un solo uso. El pasado 31 de octubre, tuvo lugar una reunión de los embajadores de los Estados miembros en el Comité de Representantes Permanentes que acordó la posición del Consejo sobre una propuesta de directiva como parte de los esfuerzos de la UE para proteger el medio ambiente y limpiar los océanos.

Las nuevas reglas prohibirán el uso de ciertos productos plásticos desechables para los cuales existen alternativas. Además, se introducirán medidas específicas para reducir el uso de los productos plásticos más frecuentemente encontrados en las basuras marinas, especialmente aquellos que se encuentran a menudo en las playas europeas.

“Los residuos plásticos contaminan nuestros ríos, nuestras playas y nuestros océanos. Por esto prohibiremos productos plásticos para los cuales existen buenas alternativas. Y haremos que los productores de plástico paguen por la limpieza. La decisión de hoy es un paso importante hacia la protección de nuestro medio ambiente”, fueron las palabras de Elisabeth Köstinger, ministra federal de Sostenibilidad y Turismo de Austria, país que sustenta actualmente la presidencia del Consejo..

El Consejo ha aclarado la propuesta de directiva original al ser más específico en la lista de los productos afectados:

  • En cuanto a la definición de productos plásticos de un solo uso, el Consejo aclara que estos productos generalmente están diseñados para ser usados ​​solo una vez o por un corto período de tiempo antes de ser desechados.
  • Al determinar si un artículo, en particular, se considera un producto plástico de un solo uso, la tendencia a que se ensucie el artículo jugará un papel decisivo. El Consejo quiere que la Comisión Europea publique directrices, en consulta con los Estados miembros, sobre ejemplos de lo que se considerará un producto plástico de un solo uso.
  • El Consejo está de acuerdo con la propuesta de la Comisión de diseñar envases de bebidas de un solo uso para que sus tapones y tapas queden adheridas a la botella. A este respecto, el Consejo especifica que las botellas de vidrio o metal no están cubiertas por esta directiva, pero que se aplicará a las botellas de plástico y envases de bebidas compuestas.
  • Hasta 2023, los platos de papel forrados en plástico se incluyen en la lista de productos para los cuales habrá una reducción en el consumo. Los platos fabricados totalmente en plástico serán prohibidos.
  • El Consejo propone regímenes de responsabilidad ampliada del productor ambiciosos y una obligación para los productores de cubrir los costes de limpieza y los costes de las medidas de sensibilización, incluso para productos que actualmente no tienen tal obligación, a saber, toallitas húmedas y globos.

El Consejo también quiere que la legislación sea más ambiciosa:

  • La Comisión ha propuesto que los productores de artículos de plástico cubran los costes de limpieza de las basuras marinas. El Consejo quiere extender esta obligación para que se aplique también a las empresas que importan o venden productos plásticos o envases de un solo uso en Europa.
  • El Consejo agrega copas de poliestireno expandido para bebidas a la lista de artículos para los cuales habrá una restricción para comercializarlos.
  • Hay ciertos productos plásticos de un solo uso para los cuales no existen alternativas adecuadas en la actualidad. Sin embargo, se tomarán medidas a nivel nacional para evitar un aumento en el consumo de dichos productos mediante el establecimiento de objetivos nacionales. El objetivo es lograr una reducción medible y sostenida durante un período de tiempo determinado.

El Consejo ha introducido disposiciones para mejorar la aplicación de la directiva:

  • La Comisión propuso un diseño de producto mejorado para tapones y tapas de plástico para los envases de bebidas con el fin de evitar su filtración al medio ambiente. El Consejo ha subrayado la necesidad de un rápido desarrollo de normas armonizadas para garantizar que esta parte de la propuesta se aplique de manera efectiva.
  • El Consejo ha sido más específico acerca de las etiquetas en los productos plásticos de un solo uso que con mayor frecuencia se tiran de manera inadecuada para permitir a los consumidores tomar mejores decisiones.
  • Si bien la obligación de separar los residuos requiere que los diferentes tipos de residuos se mantengan separados, la posición del Consejo es que debería ser posible recoger juntos ciertos tipos de residuos, siempre que esto no impida el reciclado de alta calidad. El establecimiento de objetivos de recogida para botellas de plástico debe basarse en la cantidad de botellas de plástico comercializadas o en la cantidad de botellas de residuos generadas en cualquier Estado miembro. El cálculo del peso de los residuos debe tener en cuenta todos los residuos de botellas de plástico, incluidas las que se encuentran fuera de los sistemas de recogida de residuos.

Finalmente, el Consejo también ha tomado medidas para reducir los costes administrativos de la directiva:

  • En cuanto a los regímenes de responsabilidad ampliada del productor, el Consejo destaca que la metodología de cálculo de los costes de limpieza de la basura debe ser proporcionada. Para reducir los costos administrativos, los Estados miembros pueden establecer contribuciones financieras para la limpieza acordando montos plurianuales.
  • Siempre que se alcancen los objetivos de la legislación, los Estados miembros pueden transponer las disposiciones sobre los planes de reducción del consumo y los regímenes de responsabilidad ampliada del productor a través de acuerdos entre las autoridades y los sectores involucrados.

Los Estados miembros apoyaron ampliamente el mandato de la reunión celebrada el 31 de octubre, y algunos Estados miembros indicaron que las interrelaciones entre esta directiva y la legislación existente sobre residuos requerirán de mayor consideración en las próximas negociaciones.